40 niñas y niños implantados comienzan a oír por medio del Seguro Social

Enero 12, 2022

Fredy Salazar Partnerships Development Specialist
Tiempo de Lectura 5 minutos
¡Comparte!

Una de cada mil personas nacen con problemas de sordera bilateral profunda y si se incluyen otros tipos de sordera, de moderadas a leves, se eleva a cinco de cada mil a nivel mundial.

Existen varias causas para la hipoacusia, desde complicaciones en el embarazo hasta la genética de la persona, sin embargo en países como Guatemala, dónde la salud pública y la educación están en vías de desarrollo, la hipoacusia presenta mayores retos para quienes la padecen. No poder brindar un diagnóstico a tiempo que permita abordar esta condición tiene repercusiones a varios niveles: a nivel personal, el futuro de la persona puede verse afectado por las barreras que encontrará en su entorno. Y a nivel nacional, la inversión que se hace por un implante coclear en una persona sorda, es mucho menor a la que se hace para una persona que va a ser sorda por el resto de su vida.

Desde el 2018, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) a través de su convenio con UNOPS, contribuye al tratamiento de la sordera congénita infantil por medio de la contratación de los servicios para el tratamiento de la hipoacusia congénita profunda bilateral a través del implante coclear y la asistencia técnica asociada a dichos servicios.

Previo a este convenio las y los niños afiliados tenían pocas alternativas para ser implantados: muchas veces significaba costearlo en el sector privado. El costo de un implante oscila entre los Q150,000.00 sin incluir terapias, garantías y cambios de piezas, un precio que es difícil de cubrir para la mayoría de las familias guatemaltecas.

La hipoacusia es la pérdida auditiva y cuando se presenta en el momento del nacimiento, ocurre antes del desarrollo del habla. Ésto afecta al proceso de comunicación con las demás personas ya que las oportunidades de interlocución se ven reducidas debido a que el entorno rara vez está diseñado tomando en cuenta las necesidades que una persona con hipoacusia pueda presentar.

El Doctor Carlos Figueroa, Otólogo del Seguro Social, menciona que hay factores que hacen que la niñez sea más propensa a esta condición: por ejemplo, complicaciones en el período prenatal, antecedentes de estar bajo ventilación mecánica mucho tiempo en el nacimiento o complicaciones durante el parto. Figueroa menciona que el 50% de las y los niños que tienen hipoacusia, han tenido este tipo de problemas en el período prenatal, y que el otro 50% que no los tiene, presenta causas como infecciones o factores genéticos.

El implante coclear brinda la oportunidad a la persona de poder escuchar y hablar para incorporarse a la sociedad más ágilmente y tener acceso a mayores oportunidades académicas y laborales. Cuando el Seguro Social toma la iniciativa de brindar este servicio, internamente se establece un Comité para determinar el éxito del implante en el paciente. El Dr. Figueroa menciona que el 85% del éxito de una cirugía es la rehabilitación, un aspecto importante para determinar si el paciente es candidato o no es la motivación de la familia en dar ese seguimiento, de lo contrario de nada sirve que la cirugía sea perfecta.

El Comité Multidisciplinario de Implantes Cocleares en el Seguro estudia aspectos de la persona para determinar el pronóstico del implante y está compuesto por una trabajadora social, una psicóloga, un neurólogo pediatra, un neonatólogo, un otólogo cirujano y un personal de rehabilitación. Este Comité ha fortalecido institucionalmente al Seguro Social, haciendo que el servicio que brinda sea eficaz y transparente.

UNOPS promueve la Gestión Justa y Equitativa, un enfoque que en este convenio con el IGSS refuerza las buenas prácticas a lo interno del Seguro para que se realizarán en 26 meses, 40 cirugías a niñas y niños afiliados que de otra manera no podrían haber accedido al implante. Se trata de un esquema destinado a lograr que todo gasto público maximice la rentabilidad sostenible posicionando al centro de las operaciones el bienestar y los derechos de las familias de las y los afiliados al Seguro.