OÍR POR PRIMERA VEZ

Fredy Salazar Partnerships Development Specialist
Tiempo de lectura 5 minutos
¡Comparte!

A las 8 de la mañana de un viernes, se presenta Heidy Valeska Mazariegos, acompañada de su madre, Florencia Mazariegos Macario, para su chequeo mensual en las instalaciones de la clínica para la atención a pacientes renales, ubicada en la ciudad de Quetzaltenango. Heidy y doña Florencia son originarias del municipio de Olintepeque, localizado a 7 km de la cabecera departamental de Quetzaltenango, la segunda ciudad más grande de Guatemala, a unos 210 km de la capital del país. Heidy es hija única, se casó a los 19 años, y al poco tiempo quedó embarazada, pero su embarazo tuvo complicaciones severas y a los seis meses sufrió de preeclampsia.

“En ocasiones anteriores, el Seguro Social intentó realizar la licitación de los implantes, pero fue muy difícil y no prosperó. Previamente, habíamos identificado a 83 niños como candidatos idóneos. Sin embargo, debido al proceso tan largo muchos de los padres se retiraron y otros desistieron por la cuestión económica, ya que una parte la coloca el IGSS y otra parte la ponen los beneficiarios. Ninguna familia pone nada económicamente para el implante, pero sí cubren el costo del transporte para las terapias o calibraciones” - Jessica Gonzáles, Secretaria Miembro del Comité de Implante Coclear del IGSS.

“En algunas ocasiones tuvimos limitaciones por el transporte. Pero, esto no ha sido inconveniente ya que venimos a las terapias en la Clínica dos veces a la semana. Mi niña está feliz porque ahora sí escucha, gracias al implante. Antes, eran solo “berrinches” y ahora ella ya entiende, dice más palabras, las vocales. Ahora, cuando ladra un perro, dice guau guau y empieza a buscar donde está el perro ¡Estamos muy felices!”

Los requisitos de los niños seleccionados por el IGSS para el programa de implantes, como es el caso de Keily, corresponden a pacientes con hipoacusia bilateral profunda que no estuvieran beneficiados con ayudas auditivas; con una adecuada anatomía que permitiera el implante y que tuvieran nervio coclear. “A la fecha, todos los niños implantados ya están escuchando sonidos. Pero, la parte del lenguaje toma más tiempo y va más lenta. Para nosotros, como médicos del IGSS, es muy emotivo ser parte de este proceso, ya que durante muchos años hemos luchado para que esto salga adelante y no habíamos tenido la oportunidad de brindar este servicio. Ahora, cuando les comunicó a los papas que el niño es sordo, podemos ofrecerles una alternativa” manifiesta el Doctor Carlos Figueroa, Otólogo del Hospital General de Enfermedades del IGSS, Guatemala.

A través de estas acciones, el Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala ha generado impactos sobre el ahorro de los recursos públicos y en la calidad de las adquisiciones públicas, lo que permite que la ciudadanía tenga un mejor acceso a servicios sanitarios adecuados, beneficiando a 3.2 millones de usuarios de la seguridad social en Guatemala.

Hasta el momento, y gracias a este programa se han realizado:

33

Operaciones

1115

Terapias

65

Calibraciones

Desde el año 2016, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) por intermedio de UNOPS, ha logrado: Ahorros del 58% que corresponden a 2 mil millones de quetzales Distribución de 450 millones de ítems (unidades y dosis) de medicamentos mejorando los niveles de inventario hasta un 90% Facilitando la gestión eficiente de 65 mil entregas anuales de medicamentos e insumos clínicos para 114 hospitales del IGSS, a nivel nacional.

  • Ahorros del 58% que corresponden a 2 mil millones de quetzales.
  • Distribución de 450 millones de ítems (unidades y dosis) de medicamentos mejorando los niveles de inventario hasta un 90%.
  • Facilitando la gestión eficiente de 65 mil entregas anuales de medicamentos e insumos clínicos para 122 hospitales del IGSS, a nivel nacional.

A través de estas acciones, el Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala ha generado impactos sobre el ahorro de los recursos públicos y en la calidad de las adquisiciones públicas, lo que permite que la ciudadanía tenga un mejor acceso a servicios sanitarios adecuados, beneficiando a 3.2 millones de usuarios de la seguridad social en Guatemala.